sábado, 24 de julio de 2010

Estilismos de series de TV: Mad Men o cómo el vestuario construye una serie

El próximo domingo 25 de julio una de mis series favoritas estrena cuarta temporada en EEUU y para quienes aún no la hayais visto o para quienes seáis fans incondicionales el Diablo os disecciona el estilismo de esta obra maestra de la televisión.

La diseñadora de vestuario, Katherine Jane Bryant, habla del "periodo Camelot", un término acuñado en EEUU con el que se refieren a la época de finales de principios de los 60, marcado por el optimismo que produjo la dinatía Kennedy que se acabaría con el asesinato del presidente, la Guerra de Vietnam y finalmente el Watergate ya en los 70. Los iconos, indudablemente, eran el Presidente Kennedy, su mujer Jacqueline y la tercera en discordia, Marilyn Monroe.

Mad Men recrea el ambiente de esta época y el trabajo en la agencia de publicidad Sterling Cooper. Son publicistas (Ad Men), algunos llegan a la locura (mad men) y todos trabajan en los rascacielos de Madison Avenue (Mad Men).

Y el primer hombre es el protagonista, el director creativo Don Draper, un personaje con el carisma suficiente como para marcar época y Jon Hamm tiene el físico suficiente para ser el nuevo Cary Grant (y que me perdone George Clooney)
El personaje tiene una vida perfecta: triunfa tanto en el trabajo como en el amor, y también con el resto de las mujeres. Lo de tener una doble vida es una nimiedad al lado de la vida de Draper.

Pero sin duda es el perfecto arquetipo de triunfador americano y su ropa así lo delata, con trajes perfectamente cortados, clásicos pero con un punto a la moda, siempre con gemelos, pañeulo, una camisa bien almidonada en el cajón de su escritorio por si la ocasión lo requiere, sombrero y, por supuesto, el pelo engominado.
Y siempre con un cigarrillo en la boca.

El resto de los publicistas mantiene un estilo clásico, como curiosidad os diré que los pantalones en esa época se abrochaban por encima del ombligo y al principio fue muy incómodo para los actores.
 Y se ve la diferencia entre los directivos en tonos grises y fríos (arriba)
y los ejecutivos en tonos marronces y cálidos (abajo)

La influencia de esta serie y de su estilismo ha llegado tan lejos en Estados Unidos que incluso los sastres Brooks Brothers crearon un traje inspirado en el personaje y los grandes almacenes Bloomingdales crearon un espacio dedicado a la serie.

Y sin más dilación empecemos con las mujeres, que empezaron siendo secundarias y se han convertido en protagonistas de las mejores tramas.

Betty Draper (January Jones)
Esposa de Don Draper y como no quiero hacer ningún espoiler me limitaré a la ropa.
Es una etapa de transición, entre las líneas evasé de los 50 que acabarán entubándose en los 60, pero el referente del personaje es la belleza glacial de Grace Kelly.
Flores y tonos pastel forman su fondo de armario.
La ropa habla de su estatus económico y social, pertence a la clase media alta y se nota en sus cambios de vestuarío según el momento del día o su actividad.
Porque no es lo mismo ir al supermercado que ir a una cena de negocios como perfecta mujer florero.
Sin duda uno de los puntos culminantes en el estilismo de Betty fue el viaje que hizo el matrimonio a Roma donde la vimos mucho más moderna, vestida de negro a lo Dolce Vita.
 La encargada del maquillaje de la serie, Lana Horochowski, habla de la influencia de la paleta de la época de Max Factor aunque ahora utiliza MAC
en el tono "Impassioned" para los labios y para las uñas productos de Essie, el color, "Pink Lemonade"

En la nueva temporada a Betty le espera una nueva vida y su estilo ha adquirido tono más barroco

Sin duda la podríamos ver vestida de Louis Vuitton o de Prada

Nos vamos a la oficina

Joan Holloway (Christina Hendricks)
La jefa de secretarias, es una mujer fuerte y de curvas rotundas, eso se refleja en vestidos pegados al cuerpo en colores fuerte e intensos, siempre decorados con broches y un bolígrafo a modo de colgante, todo en oro.
El icono de referencia, Marilyn Monroe y las pin-ups de los 50.
Es pelirroja de piel clara por lo que los tonos rojos, fucsias, azules y verdes pueblan su guardarropa.

La maquilladora prefiere los productos de Laura Mercier, en concreto el tono "Tangerine"

Y Joan estaría ideal con uno de los looks del Diablo


Peggy Olson (Elisabeth Moss)
Empieza como secretaria de Don Draper y acaba siendo una de las creativas, esa evolución se ve reflejada también en su ropa y peinado.
Empieza con faldas evasé y cardigans de punto, pañuelo al cuello y su inconfundible peinado, peinado y coleta en tirabuzón.
También usa mucho el cuello peter pan, aunque tiene un estilo más maduro sigue manteniendo su esencia.

Como reflejo del avance de su carrera deja de vestirse como una niña y además, se corta el pelo aunque mantiene el flequillo.

Y en la cuarta temporada su carrera toma mucho más protagonismo y eso se nota en un vestuario en el que veremos más trajes de chaqueta de colores oscuros y el pelo cardado al estilo Jackie.
Aunque en las fotos de promoción la vemos mucho más sofisticada

Y yo a Peggy la veo de Prada y de Marc Jacobs
O de Dries Van Noten

Para finalizar algunas curiosidades, hay figuras de Barbie y Ken de Mad Men

Y en su página web te puedes madmenizar
Y este es mi avatar

Si sois fans de la serie espero que os haya gustado y si aún no la habéis visto, no sé a qué esperais.

Fotos: AMC y style.com

2 comentarios:

Dark Lady dijo...

Me encanta este post!!!!!!

BlackSoul dijo...

Gracias!!!!! A mí también. jajajajajajajja